Proyectos para profesionales en el exterior

 


 

Por Manuel Morales Lama

Ante el fenómeno denominado “fuga de cerebros”, determinados países están implementando proyectos con el propósito de vincular a los profesionales y científicos, radicados en el exterior, al proceso de desarrollo de su país de origen. En ese contexto, es el modelo de desarrollo del Estado en cuestión el que determina la importancia conferida al tema científico y es en función de eso que se están realizando los esfuerzos correspondientes para construir hacia el futuro países basados en “la sociedad del conocimiento, valiéndose de la capacidad de agregar valor a través del trabajo de sus propios nacionales”. En los proyectos citados convergen el esfuerzo del propio Estado y de la inversión privada, su propósito es fortalecer los mecanismos de inserción de los profesionales y científicos residentes en el exterior. En ese sentido, se realizan acciones como: Crear una “bolsa de ofertas profesionales”, establecer redes virtuales en áreas tales como ciencias sociales, exactas y naturales, biológicas y de la salud e ingeniería y, asimismo, se efectúan convocatorias a proyectos de investigación científica y tecnológica e igualmente, a proyectos de micro y pequeña empresa de base tecnológica. Para la constitución de esas redes virtuales en las correspondientes áreas temáticas, se identifican líderes en cada área para la coordinación de foros, programas, seminarios, talleres y encuentros, orientados a promover la transferencia de conocimiento entre nacionales de un mismo Estado, tomando en cuenta tanto a los que residen en su país como a los que radican en el exterior. También se lleva a cabo la promoción de proyectos cooperativos y, asimismo, actividades de integración entre esos nacionales residentes en el exterior. En lo concerniente a la República Argentina, se ha creado el Programa RAÍCES, con el propósito de fortalecer las capacidades científicas y tecnológicas de esa nación por medio del desarrollo de políticas de vinculación con investigadores argentinos residentes en el exterior, también con acciones destinadas a promover la permanencia de investigadores en ese país y el retorno de aquellos interesados en desarrollar sus actividades en Argentina. Se proyecta crear un ámbito abierto a las inquietudes e iniciativas de los investigadores argentinos residentes, tanto en ese país como en el exterior, mediante la implementación de políticas de retención, de promoción del retorno y de vinculación. Este programa corresponde a una de las responsabilidades de la secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de Argentina. Evidentemente, el tema de los nacionales en el exterior ha adquirido una esencial importancia en Latinoamérica. La conocida incidencia en la economía de los diversos países de las remesas de valores y el establecimiento del sistema de votación en el exterior, han hecho patente el particular interés en las comunidades de nacionales en el extranjero. En ese sentido, en México en adición a las labores de asistencia y protección correspondientes, que competen a la secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), desde 1990, se implementa el Programa para las Comunidades Mexicanas en el Exterior. En el 2002 se creó el Consejo Nacional para las Comunidades Mexicanas en el Exterior, como una Comisión Intersecretarial de carácter permanente, con más amplios objetivos. No obstante, en el 2003, se creó el Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME), órgano ejecutor y operativo del referido Consejo Nacional, encabezado por el Presidente de la República, que cuenta con un director designado a propuesta de la SRE, a quien corresponde elaborar los planes y programas de trabajo y coordinar las acciones a favor de las comunidades en el exterior, a través de la red diplomática y consular de la institución. Cabe destacar que Brasil cuenta en su Cancillería con una Subsecretaría General de Comunidades Brasileñas en el exterior. Otras naciones implementan programas consonantes con sus intereses en tal sentido, como los Países Centroamericanos, y Uruguay (Proyecto Departamento 20/La Patria Peregrina), entre otros que están desarrollando proyectos con semejantes objetivos. En República Dominicana, en adición a la consabida labor de la Cancillería, -por medio de la Subsecretaría para Asuntos Consulares- a la que le corresponde la protección y asistencia de los nacionales en el extranjero, contando con la activa participación del Servicio Exterior, existen en el país otras acciones y proyectos que por su importancia serán tema de un nuevo artículo.

 



El Autor es Premio Nacional de Didáctica, Diplomático de Carrera y Actual Embajador en Brasil.

 

________________________________________________________________________________________________________________________
 << Voltar para Articles