Caso único en la historia de América

 

Por Jorge Alfredo Robles

 En esta fecha se cumplen 59 años de la abolición del ejército en Costa Rica.-

Una pequeña gran historia

En marzo de 1948 el Congreso de Costa Rica arbitrariamente anuló las elecciones celebradas el mes de febrero anterior que le habían dado el triunfo al candidato de la oposición, Otilio Ulate Blanco.-

José Figueres Ferrer, un casi desconocido activista político, agricultor y empresario, se levantó en armas contra el Gobierno. El atropello institucional cometido fue una gigantesca catapulta cívica y bélica de su movimiento y en pocas semanas Figueres entró triunfante a la Capital. Estableció un Gobierno de facto y el 1 de diciembre de aquel mismo año, declaró abolido el ejército.- Cómo acto emblemático, en ese día el Ministro de Seguridad Pública entregó las llaves del Cuartel Bellavista, el principal y más grande del país, al Ministro de Educación Pública para que fuera destinado a Museo Nacional, como efectivamente lo ha sido hasta la fecha.- La entrega del edificio se hizo en una bella mañana de diciembre en una ceremonia emocionante, con asistencia del Cuerpo Diplomático, maestros, escolares y gran cantidad de público. Ahí, Figueres pronunció un discurso del que reproducimos los siguientes párrafos:”El Ejército Regular de Costa Rica, digno sucesor del Ejercito de Liberación Nacional, entrega la llave de este cuartel a las Escuelas, para que sea convertido en un centro cultural. La Junta Fundadora de la Segunda República declara oficialmente disuelto el Ejercito Nacional, por considerar suficiente para la seguridad de nuestro país, la existencia de un buen cuerpo de policía… “ Somos sostenedores definidos del ideal de un nuevo mundo en América. A esa patria de Washington, Lincoln, Bolívar y Martí, queremos hoy decirle: ¡ Oh América ! Otros pueblos, hijos tuyos también, te ofrendan sus grandezas. La pequeña Costa Rica desea ofrecerte siempre, como ahora, junto con su corazón, su amor a la civilidad, a la democracia, a la vida institucional…”

Acto seguido en un acto simbólico Figueres, esgrimió un mazo y derribó buena parte de una de las almenas de la fortaleza. La fotografía que captó ese momento le dio la vuelta al mundo.-

Con ocasión del acontecimiento, don Luis Dobles Segrega, educador, político y escritor de fuste, escribió un bello artículo en uno de los diarios de la capital.- Copiamos algunos párrafos que aun hoy, más de medio siglo después, mantienen una lírica vigencia: “ Cuando los periódicos de la tarde me enteraron del gesto magnífico de don José Figueres, agitando un mazo demoledor para derribar los muros del cuartel Bella Vista y declarando disuelto el Ejército Nacional, no quise creerlo. Lo primero era romántico y simbólico, lo segundo, sorprendente y ejemplar… “Las guerras pueden conducirse con más o menos acierto y buena fortuna, usando el talento y la valentía. Pero lo que es difícil dirigir y administrar es la victoria… Los triunfadores suelen volverse orgullosos contra las doctrinas que alentaron y los apóstoles fácilmente se convierten en apóstatas…Se acuartelan tras las murallas de piedra y de cemento, por cuyas claraboyas y almenas asoman los cañones y convierten un país de paz en campo de pelea permanente y en finca propia de la que disponen a su antojo… Pero el caso de Figueres es algo extraño y único en esta América de próceres y pensadores que él añora. Mientras los dictadores de América se apoyan en el ejército y lo oponen contra los civiles… Mientras las castas militares burlan la democracia imponiendo presidentes a su antojo, en nuestra pequeña democracia un hombre producto de una revolución armada, disuelve su ejército y devuelve al pueblo sus poderes absolutos. No sólo entrega una fortaleza para alojar un museo, sino que vuelca el presupuesto de guerra sobre la Cartera de Educación y, si nuestro orgullo repetido es tener más maestros que soldados, lo refirma, haciendo que los dineros improductivos de las armas se vuelvan productores de cultura en las escuelas…”

En los dieciocho meses que Figueres fue gobernante de facto, se convocó a una Asamblea Nacional Constituyente que promulgó la actual Constitución Política. En ella se confirmó y ratificó la abolición del ejército, lo que adquirió así nivel y firmeza constitucionales. Además, se consagró el Poder Electoral, autónomo e independiente, como garantía del pleno ejercicio de la voluntad popular en las urnas electorales.-

En estas fechas, Costa Rica conmemora estos hechos trascendentales en su historia política.-

Brasilia, 1 de diciembre de 2007.-

Costa Rica El Salvador Guatemala Honduras Nicaragua

            

________________________________________________________________________________________________________________________
 << Voltar para Articles
Copyrigth © 2007 Todos Direitos Reservados