Prensa recoge proclamación de Danilo Medina como candidato presidencial del PLD.


La proclamación de Danilo Medina, como candidato del PLD para las elecciones presidenciales de 2012 despertó el interés de varios medios internacionales.


Es que la República Dominicana, como reconoció recientemente Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU, el país “ha conquistado gran visibilidad”, gracias a la audaz y activa política exterior iniciada bajo el gobierno del presidente Fernández.


Esa es una ganancia que no tiene porqué perderse, sobre todo en una época en que, pese a los cambios ocurridos con la llegada del nuevo siglo, se sigue aceptando la vieja máxima de “donde manda capitán, no manda soldado”.


Para el nuevo gobierno que inicie dentro de un año, la continuidad de esa política, que tanto respeto concita para el país y para el Presidente, será la garantía de que se mantenga el mismo nivel de reconocimiento que actualmente tenemos.


La candidatura de Danilo Medida arranca con ese aval, cuyos méritos naturalmente le tocan igualmente al partido de gobierno.


Y aunque no lo digan abiertamente, la mayoría de esos medios de prensa, sin dejar de lado a quienes dirigen la política exterior de numerosos gobiernos de todos los confines del mundo o en instituciones internacionales (en África ya se sabe que la República Dominicana no es Haití, lo que era una vieja confusión).


Todos ellos abrigan la esperanza de que el nuevo gobierno dominicano no deje de lado su activa política exterior, su participación notable en debates e iniciativas de alcance mundial y para el mundo en desarrollo.


Esa política es expresión del empeño puesto por las administraciones del PLD en organizar a la sociedad dominicana (con todos los escollos posibles) para integrarla plenamente en el siglo XXI.


En esa línea de participación en el escenario mundial, se inscribe la iniciativa propuesta por el presidente Fernández, tendente a crear mayores mecanismos de control de la dinámica especulativa que pone los alimentos básicos fuera del alcance de centenares de millones de personas, especialmente en África, pero no solamente allí.

 

Es lo que se podría llamar una visión “tercermundista” en el mejor sentido de la palabra, porque no es lo mismo lidiar con la especulación alimenticia en el mundo desarrollado, donde las necesidades básicas están resueltas, que cuando se presenta la situación a países con grandes deficiencias y obligados a “desvestir un santo para vestir a otro”.


A la luz de los formidables retos que enfrenta la República Dominicana y la región, tanto en las cancillerías como en las instituciones sin duda que, dados sus antecedentes personales, la candidatura de Danilo Medina disfruta ya de los mejores auspicios, pues en ella se percibe la capacidad de dar seguimiento a lo que ha sido una norma en las administraciones del PLD.

 

Fuentes: El Diario/La Prensa, Big News Network, Nuevo Herald, Boston Globe, NY Times, Radio Kiskeya (Haití)







Copyrigth © 2007 Todos Direitos Reservados